.

.

.

¿Qué hay detrás de tu adicción al ‘true crime’? Las razones psicológicas de un criminólogo y una neuropsicóloga

El ‘true crime’ es un género literario, de podcast y cinematográfico de no-ficción en el que el autor o autora examina un crimen real.

👉 Crimen de la Guardia Urbana: todas las claves del macabro asesinato de ‘El Cuerpo en Llamas’

👉 ‘Veneno’, el true crime sobre abusos sexuales, contagio psicológico y familias rotas

.

Miriam Méndez

Madrid |18.09.2023

.

.

Por qué nos engancha tanto el True Crime: un reflejo de nuestra psicología
.
Por qué nos engancha tanto el True Crime: un reflejo de nuestra psicología | Pixabay
.
.

La viuda negra u Operacción Moon (Sonora), El cuerpo en llamas (2023), ¿Hablas miedo? (2022) o Lo que la verdad esconde: El caso Asunta (2013) representan una pequeña muestra de una oleada de piezas audiovisuales que sumergen al espectador en escalofriantes historias de crímenes reales.

Estas narrativas han encontrado un hogar en el «creciente» fenómeno del ‘true crime’, el cual, indican los expertos, «parece no perder impulso». De hecho, de acuerdo con los especialistas en este género, la proliferación de documentales, podcasts, series y dramatizaciones sobre crímenes reales «se multiplica exponencialmente en las plataformas digitales».

Vicente Garrido, catedrático de criminología de la Universidad de Valencia y autor de True Crime: la fascinación del mal (2021), apunta a la emergencia de plataformas televisivas como HBO, Netflix y Movistar como catalizadores. «Estas plataformas no solo han producido un vasto número de contenidos basados en crímenes reales, sino que también han amplificado su alcance al difundirlos a un público global», explica el criminólogo.

Sin embargo, este interés masivo nos lleva a plantear dos interrogantes principales: ¿qué nos atrae de las historias sobre asesinatos reales? ¿Qué revela sobre la psicología humana nuestra fascinación por el ‘true crime’?

.

La atracción inherente del ser humano hacia el mal

.

Vicente Garrido sostiene que el profundo interés por el crimen está imbuido en nuestro código genético. «El episodio criminal capta nuestra atención y, de modo inconsciente, nuestra mente nos dice ‘mira qué puedes aprender que te pueda servir para salvar tu vida si te encuentras en una situación parecida'», explica el catedrático de criminología. Además, continúa el experto, en aquellas situaciones donde experimentamos una situación de miedo en un entorno seguro, la bioquímica cerebral libera dopamina y adrenalina. «De ahí el placer de pasar miedo frente a obras criminales», añade.

Coincidiendo con el criminólogo, Cristina Andreu, psicóloga y neuropsicóloga forense, sostiene que el homicidio ha sido una conducta de estrategia adaptativa que siempre ha estado presente en la evolución del sapiens. «El miedo nos alerta de un peligro potencial y nos dirige hacia la acción, preparándonos para la lucha o la huida en caso de riesgo o amenaza», añade la psicóloga, que incide en que el ser humano está programado «de serie» para evitar el peligro.

Por su parte, Mona León Siminiani, productora española, y creadora y locutora del podcast Hablas miedo (2022), sostiene que, en la naturaleza humana, se encuentra una dualidad constante entre el bien y el mal. «Todos tenemos luces y sombras, pero la atracción hacia el mal está en la esencia del hombre», añade la directora de Muy de Sherlock Holmes (2021). «En ocasiones, las personas me dicen que sienten miedo después de consumir contenidos de ‘true crime’, ya que se dan cuenta de que todos tenemos un lado sombrío», explica la productora. De hecho, cuenta, esta posibilidad de que, bajo ciertas circunstancias, podríamos actuar de manera impensable, es lo que «realmente asusta y, al mismo tiempo, atrae». «Los contenidos sobre crímenes reales pueden servir como una manera de explorar y afrontar esos aspectos de nosotros mismos de forma segura», añade.

El miedo nos alerta de un peligro potencial y nos dirige hacia la acción, preparándonos para la lucha o la huida en caso de riesgo o amenaza 

La mente del hombre tiene una tendencia natural a resolver misterios

.

¿Cómo es posible que haya gente -como Jeffrey Dahmer- que mate a sus amantes, los descuartice y luego se los coma? ¿Qué ha sucedido en una familia para que el padre esclavice a su hija y la mantenga muchos años en el sótano? (como el Monstruo de Düsseldorf).

«El hombre quiere saber, desentrañar esos misterios», explica Vicente Garrido. Esto se debe a que la mente del ser humano tiene una tendencia natural a resolver enigmas, ya que la incertidumbre es algo «psíquicamente doloroso». El ‘true crime’, continúa el experto, presenta cuestiones que no están resultas y, naturalmente, nos atraen. «Somos curiosos por naturaleza, la curiosidad fomenta el deseo de saber ante las cosas que no comprendemos, y los crímenes avivan esa curiosidad», añade el criminólogo.

Coincidiendo con Garrido, Cristina Andreu explica que el cerebro humano tiene la capacidad de anticipar el futuro. «Tratar de comprender las motivaciones y conductas de los delincuentes nos ayuda a anticipar escenarios y prever cómo reaccionaríamos en situaciones semejantes», enfatiza. Además, la psicóloga forense detalla que los crímenes reales involucran preguntas acerca de la mortalidad y la ética, así como debates sobre el propio sistema de justicia. «Para muchas personas puede ser un modo de evasión de la realidad, ya que da lugar a debates e intercambio de opiniones», añade Andreu.

.

Las mujeres, principales consumidoras de ‘true crime’

.

El informe de Social Psychological and Personality Science indica que, en el ámbito de las producciones de ‘true crime’, el 70% de la audiencia está compuesta por mujeres, mientras que el 30% restante corresponde a hombres. ¿A qué se debe esta tendencia?

León Siminiani sostiene que una de las características más generalizadas y marcadas entre las mujeres es su instinto de supervivencia y, precisamente, esto nos lleva a querer saber cómo debemos comportarnos si nos sucediese a nosotras.

De la misma manera, la productora denuncia que, a lo largo de la historia, las mujeres han enfrentado fuertes presiones sociales que exigen perfección y adherencia a ciertas normas de conducta. Sin embargo, el true crime desafía estas normas y ofrece a las mujeres una ventana hacia un mundo sin reglas y sin límites, lo que resulta muy atractivo.

Por su parte, Vicente Garrido explica que una de las principales razones es que en el true crime dominan los casos de psicópatas sexuales, donde, con frecuencia, las víctimas son mujeres. «Otra explicación podría centrarse en su mayor empatía emocional que los hombres», añade el criminólogo, que indica que el hecho de ser portadoras de vida las hace más sensibles ante los crímenes o las injusticias, y por ello, las mujeres están más interesadas.

.

Personalidades afines al ‘true crime’

.

¿Hay algún tipo de personalidad que lleve a una persona a sentirse más atraída por las historias de ‘true crime’ que otra?

Cristina Andreu cuenta que suele enganchar a personas con curiosidad intelectual y con interés por la psicología humana y por los factores que intervienen en el crimen. «También puede atraer a espectadores con alto grado de empatía, que sientan una conexión emocional con alguno de los participantes en la historia», matiza.

.

.

· Link

.

.

.

.