.

.

.

Nuestras propuestas de novelas negras y series: La Barcelona oscura y una lección para estafadores

En ‘La carta noir’, la newsletter de novela negra de este periódico, traemos algunas de nuestras recomendaciones para amantes del género negro

.

.

Juan Infante, Juan Mari Barasorda y O. B. de Otálora

Jueves, 18 de mayo 2023

.
.

En ‘La Carta Noir’ de este mes traemos unas recomendaciones muy peculiares. Por ejemplo, Rosa Ribas y Aro Sáinz de la Maza, dos autores que saben convertir la ciudad de Barcelona en un lugar oscuro y enigmático. Por ello le hemos pedido a Aro Sáinz de la Maza que nos detalle, en una entrevista, cómo es la otra cara de la ciudad condal. También traemos este mes algunas recomendaciones como ‘Embaucadores’, una serie de Apple TV. Una buena estafa puede ser tan adictiva como un crimen. Pero con lo que queremos ir calentando motores es con ‘Bruma negra’, el festival de novela negra de Plentzia que este año está cargado de propuestas inolvidables.

 
Páginas negras

Novela

Páginas negras

‘Nuestros muertos’ de Rosa Ribas. Tusquets editores

.

.

La familia Hernández, o lo que es lo mismo, Hernández Detectives, vuelve con su tercera entrega. La verdad es que Mateo, Lola y sus hijas -Nora y Amalia- despiertan tanta cercanía y son tan entrañables que los casos que investigan son lo de menos. Ellos son la novela y sobre ellos se monta una narración literaria de gran nivel. Además Rosa Ribas la adereza con unos diálogos, afortunadamente numerosos, llenos de ironía e inteligencia.

La trama se desarrolla en una Barcelona muy reconocible, donde aparecen estafadores con pedigrí junto a canallas de baja estofa, que engrandecen el trabajo de la familia Hernández. Olvídense del género y no quieran etiquetarla. Simplemente, disfruten de una excelente novela.

.

‘El crimen de la habitación 12’, de Anthony Horowitz. Ediciones B

.

.

En la rica campiña inglesa el asesinato aparece esta vez en un hotel de lujo. Horowitz es un maestro de la novela de intriga y suspense, al más puro estilo de la ‘golden age’. Con una trama clásica, que bien podía haber salido de Agatha Christie, consigue incorporar al lector a la resolución del caso. La investigación, paso a paso, nos va dando las pistas y nos ofrece la posibilidad de resolverlo. No va a ser fácil, pero anímense.

Una variedad de personajes con glamour o con una acusada personalidad giran en torno al crimen y cualquiera de ellos puede ser el asesino. Para complicarlo más, en un libro escrito por un autor famoso puede estar la clave para resolver el enigma. Es una magnífica novela y la recomendamos para todos los amantes del género de intriga y suspense. Estamos convencidos de que la van a disfrutar.

.

‘Ciudad en llamas’, de Don Winslow. Harper and Collins

.

.

Somos fans de Don Winslow, pero eso es muy fácil. Su último trabajo es una obra maestra a la hora de narrar el mundo del crimen. ¿Cómo lo ha conseguido? Ha tenido el valor de adaptar la guerra de Troya a los enfrentamientos entre mafiosos en la Providence de los años 80, con irlandeses e italianos en un trasunto de aqueos y troyanos. La primera entrega fue ‘Ciudad de los sueños’ y la verdad es que sí que conviene leérsela antes de entrar en ‘Ciudad en llamas’. Pero la fuerza de sus tramas y su peculiar estilo son muy poderosas en sí mismas.

La fórmula narrativa elegida por Winslow -un ritmo alucinado y un argumento con tantos giros como una espiral- le han convertido en una voz muy particular en el mundo noir. Su último libro, que forma parte de una trilogía, demuestra esa sabiduría a la hora de mezclar de forma muy inteligente la cotidianidad de un gangster en fuga con el destino trágico propio de los clásicos griegos. Adictivamente recomendable.

 
 

‘Malart’, de Aro Sáinz de la Maza. Ediciones Destino.

.

.

Aro escribe novela negra, muy negra, de las que no dejan dudas. Su protagonista principal es el Inspector Milo Malart. Él y la subinspectora Rebeca Mercader hacen funcionar toda la trama. La propia novela lleva como título su propio nombre. Malart tiene muchas obsesiones y se rebela contra la injusticia. Ello supone saltarse todas las normas comúnmente establecidas; y es que para él, atrapar a los culpables está por encima de cualquier legalidad.

El crimen del libro se ha producido en un lujoso yate, en las aguas de Barcelona. Malart conoce a las víctimas, lo que le obliga a poner todas sus fuerzas y sus sentidos en resolver el caso. Pero todo se le vuelve en contra y su carrera, su libertad y su vida van a estar seriamente amenazadas. Léanla, les va a gustar.

Entrevista Aro Sáinz de la Maza

«He desistido de comprender Barcelona. Es una ciudad demasiado compleja»

Aro Sáinz de la Maza.

Aro Sáinz de la Maza.
.

Aro Sáinz de la Maza (Barcelona, 1959) creó en 2012 al inspector Milo Malart con ‘El asesino de La Pedrera’. Desde entonces se ha convertido en un referente del noir catalán y ha llevado la novela negra un paso más allá con un muy peculiar e interesante investigador de los Mossos, Milo Malart. Su última obra es densa, oscura y fascinante.

.

Su protagonista, Milo Malart, debe hacer algo más que resolver un crimen. Tiene que salvarse.

En efecto, así es. Por diversas circunstancias del caso, que no puedo desvelar, Milo Malart se convierte en mercancía muy valiosa. Alguien ha puesto precio a su cabeza, una cifra desorbitada y muy tentadora, y Milo debe ingeniárselas para salvar el pellejo. El problema es que se ha metido en la boca del lobo sin saberlo y está en manos del asesino. Cara a cara con él, no tiene más salida que poner en práctica sus dotes de manipulador psicológico puesto que solo dispone de una única arma: su cerebro. Si quiere salir con vida, no puede permitirse ningún fallo en esta partida de ajedrez mental.

.

¿Por qué Barcelona es una ciudad tan propicia para un género negro tan corrupto y violento?

Para empezar, por su situación geográfica. Dispone de puerto, está cerca de la frontera, y es una ciudad muy atractiva para inversiones económicas internacionales. Y en la que el capital fluye con alegría y la corrupción está servida. Por ende, al gozar de un sistema garantista, es un buen imán para el asentamiento de diferentes mafias, con todo lo que esto conlleva. Sin embargo, nuestro índice de homicidios es muy bajo; si no ha aumentado, es de uno por cada cien mil habitantes, lo que arroja una cifra de dieciocho a veinte al año. Por tanto, los escritores de novela negra tenemos que exprimirnos las neuronas a la hora de tramar un crimen en Barcelona, al igual que hace Nesbo en Oslo o Indridason en Islandia. ¿Y por qué? Por el factor romántico. Barcelona es nuestra ciudad, la conocemos, es inacabable, tiene multitud de caras, conviven todo tipo de barrios y culturas, y es un grandísimo escenario donde localizar nuestras tramas.

.

Su tesis es interesante. ¿Se puede resolver un crimen con las emociones?

Si se dan una serie de variables, sin duda. Me explico. Si la acción transcurre en un breve intervalo de tiempo, por ejemplo sesenta horas, la Científica no tiene margen para realizar un análisis de ADN o una comparativa (por mucho que insista la serie CSI). En una investigación contrarreloj, solo podrá aportar como máximo los resultados de huellas, pisadas y otras evidencias físicas. Es decir, los investigadores tendrán que realizar el trabajo clásico, «a la antigua»: puerta a puerta, búsqueda de testigos y cámaras, líneas de tiempo y demás. Aquí es donde interviene de forma determinante, bajo mi punto de vista, el factor emocional. Ponerse en la piel del asesino, tratar de esclarecer las razones que le empujaron a cometer el crimen, conocer sus motivaciones, insatisfacciones, necesidades… conforman, a mi entender, su huella psicológica. O lo que es lo mismo, las evidencias conductuales, tan válidas como las del laboratorio de Criminalística. Y antes de que se me echen a la yugular los magníficos profesionales de la Científica, recordar que la figura del profiler, o analista conductual, ya se ha incorporado a las diferentes policías del país, incluida, cómo no, la de los Mossos d’Esquadra.

.

Malart está llena de imágenes impactantes. Parece que ha visto la novela antes de escribirla.

Visto, oído, palpado, olido y digerido (y sufrido). Antes de empezar a escribir una novela, suelo emplear un largo año empapándome con la trama, los perfiles de los personajes, la historia. Mi intención es conocerla a fondo, hasta el más mínimo detalle, y para ello me la explico una y otra vez por escrito hasta que me convence. Si lo logra conmigo, lo conseguirá con el lector o la lectora. Mi respeto por ellos es absoluto, así que mi nivel de exigencia es máximo. Para espanto de mis editores, soy un escritor lento. Pero este oficio es artesanal, requiere mucho tiempo y dedicación, y no entiendo otra forma de llevarlo a cabo.

.

¿Qué libros ayudan a entender esa Barcelona tan oscura? ¿Hay algún clásico que le haya guiado en ese viaje?

Respecto a la segunda pregunta, todos los de mis predecesores. Manuel Vázquez Montalbán, Francisco González Ledesma, Andreu Martín… Ellos marcaron la senda y los demás nos hemos limitado a seguirla, emprendiendo cada uno su propio camino. Y sobre la primera, hay en la actualidad muchos y muy buenos escritores y escritoras que ayudan a entender nuestra querida y no siempre cálida Barcelona. Imposible citarlos a todos y todas sin correr el riesgo de olvidarme de algún nombre. De todas formas, confieso que yo ya he desistido de comprenderla por completo. Es demasiada compleja y poliédrica.

.

Detectives de antaño
.

Clásicos

Detectives de antaño

‘El inspector Hanaud en El Misterio de la Villa Rosa’ (1910), de A. E. W. Mason (Editorial Espuela de Plata. Abril 2023)

.

.

A. E. W Mason reconoció que quería «crear un investigador que fuera un oficial de policía capaz de resolver el crimen basándose únicamente en la inteligencia y la experiencia». Así llegó a Gabriel Hanaud, considerado precursor de un detective que antes fue policía (Hercules Poirot) pero mucho más real en sus investigaciones (Mason reconoció que tomó como referencia a Goron, el jefe de la Surete) y su amigo el señor Julius Ricardo se presenta como el compañero en un rol de testigo observador… para mayor gloria del sagaz policía. Una estructura típica en las novelas de la ‘Golden Age’ pero en manos de un escritor hábil y exitoso cuando escribió novelas de aventuras (‘Las cuatro plumas’) que además era admirador del Monsieur Lecocq de Gaboriau. El resultado de este cóctel: un relato detectivesco que no defrauda a los seguidores de la novela policiaca clásica.

.

Fundido en negro
.

Series

Fundido en negro

Embaucadores (Apple TV, abril 2023)

.

.

El cine de engaños, timos y estafas no nos regalará (posiblemente) otra película inolvidable como ‘El Golpe’. Sin embargo el ‘enredo’ de este grupo de embaucadores en la Nueva York de los lujosos áticos de la 5ª avenida y de los tugurios de Queens tiene la habilidad de jugar con el espectador igual que los protagonistas juegan con sus sentimientos. Julianne Moore está inmensa, sin paliativos. El beso sustituye al ‘palo’ y cada estafa, como en una muñeca ‘matriuska’, da paso a la siguiente.

El director (Benjamin Caron) continúa mejorando aquel ‘saber hacer’ en el cine criminal que ya nos demostró en varios episodios de Wallander o Sherlock y el espectador no debe comparar este trabajo con ‘El Golpe’, si no dejarse llevar por una historia interesante… y una maravillosa banda sonora.

.

Crímenes en serie: Love and Death (HBO, abril 2023

.

.

Elizabeth Olsen se transmuta en la piel (y gafas) de Candy Montgotmery (hace un año lo hizo Jessica Biel en el mismo papel en ‘Candy’) en los suburbios de Dallas de un verano de 1980. Una historia de frustraciones, pasiones, engaños, odios y… de un crimen terrible, que dio paso a un juicio con uno de los veredictos más contradictorios de la historia de la justicia en Norteamérica.

El espectador asiste a los hechos pero, a diferencia de otros true crime seriales recientes, no desde la perspectiva de los investigadores sino la de los protagonistas de la tragedia. En el origen, una confesión: la de una mujer que deseaba tener una aventura. En el desarrollo. un drama: la hipocresía tapada por las apariencias y las convicciones religiosas. Y al final el alma humana. Impredecible.

Aniversario

El 11 de mayo de 1931 se estrenaba en el Ura-Palast am Zoo de Berlín, el cine más grande de Alemania, la película ‘M-El vampiro de Dusseldorf’. Esta obra de Fritz Lang no solo ha marcado la historia del celuloide con su forma expresionista de narrar un drama. También supuso el inicio del noir como un género oscuro, laberíntico y capaz de conmover al espectador con horrores que no se ven pero se intuyen. ‘M’, además, es también una obra pionera a la hora de llevar el ‘true crime’ al cine ya que el largometraje se inspira en la figura de Peter Kurten, un asesino en serie alemán que cometió sus crímenes en los años 20. En ‘La carta noir’ hemos querido rendir un homenaje a este aniversario porque el cino negro no sería el mismo sin Fritz Lang.

.

 

.

.

· Link

.

.

.

.