.

.

.

Ángela Banzas: «El 99 % de mi primera novela es Galicia y Santiago. Enfrenté la morriña con letras»

.

.
.

La compostelana acaba de publicar «El silencio de las olas», donde une la saga familiar y el misterio

24 ene 2021

.
.

«Si hace cinco años me dicen que iba a estar escribiendo una novela no me lo creo». Pero es cierto.

El primer libro de Ángela Banzas (Santiago de Compostela, 1982), «El silencio de las olas» (Suma), llegó esta semana a las librerías. Una historia que mezcla el misterio y la saga familiar que se va entretejiendo desde 1867 hasta la actualidad.

Ángela Banzas escribe desde niña: poesías, pequeños cuentos, relatos… «Lo he hecho siempre, pero más como necesidad personal que como sueño profesional», explica. Fue en el momento de ser madre, cuando realizó un parón profesional en el ámbito de la consultoría de la administración pública, cuando se propuso escribir una novela. «En ese momento recordé todos esos relatos, historias que me habían contado nuestros mayores, sobre todo relacionadas con la época de Guerra Civil, de la posguerra…; señoras que me relataban cómo había sido la maternidad en sus tiempos… Eso para mi cobró nuevo sentido», detalla. De esta forma, a principios del 2018 comenzó a escribir esta novela que ahora ve la luz.

El punto de partida de «El silencio de las olas» está en una historiadora, Adela Roldán, con una vida tranquila, pero a la que perturba una pesadilla recurrente desde la infancia: una mujer joven es asesinada en presencia de su hija. Todo cambiará una noche que identifica en su sueño el lugar de los hechos: Vilar de Fontao. A partir de ahí, inicia un viaje no solo a Galicia sino también a lo largo de la historia para desentrañar un secreto que ha pasado de generación en generación. «Hay relaciones prohibidas, secretos familiares, misterio histórico, enigmas que tienen que ver con la Catedral…», describe la escritora.

Si algo tenía claro desde el principio Ángela Banzas es que quería una «saga familiar, recogiendo todas esas historias y anécdotas que yo he escuchado mezclado con ficción, envolviéndolo con un hilo conductor de misterio». Esta compostelana que pasó gran parte de su infancia en A Rocha Vella, pero que se fue a Madrid tras concluir sus estudios de Ciencias Políticas en la USC, buscó crear un libro «que llegase a mucha gente, pero no solo a alguien que le gustara la novela histórica».

Y todo ese misterio que creó Ángela Banzas para su debut literario tiene a Galicia como referente. «El 99 % de la novela es Galicia, Santiago, la Costa da Morte… No fue premeditado. Como siempre he escrito por necesidad personal, como desahogo, enfrenté la morriña con las letras, entonces trataba de recrear mi Galicia», detalla. Además, añade que, al querer una novela de misterio, «era Galicia la que atesoraba todos esos personajes que yo necesitaba materializar y dotar de vida, sufrimiento, sueños…». Tuvo claro desde el principio, que la historia daría saltos en el tiempo. «Me encanta ese tipo de novelas en las que no se le da todo hecho al lector», detalla. Así que «quería moverlo de un sitio a otro, obligarlo a engancharse, a disfrutar del paseo por la historia, pero siempre con ese misterio por resolver».

Una novela, además, que conecta la historia de varias generaciones de mujeres, y en las que también aparecen Rosalía de Castro, Pardo Bazán… «Es un tributo a Rosalía, Pardo Bazán, Campoamor, Concepción Arenal… El papel de la mujer fuera de casa era importante para mí», dice.

Contenta con la respuesta obtenida, un «aliciente» para su segundo libro

Ángela Banzas explica que escribir esta novela fue todo un aprendizaje para ella. «Empecé en mi casa de forma rudimentaria, yo no vengo de los mundos digitales ni de ganar concursos», detalla. Para ella «fue enriquecedor y, aunque este sueño acabase aquí hoy mismo, he aprendido mucho y, además, he disfrutado». Ahora ya está escribiendo la que será su segunda novela y con una inyección extra de moral tras la buena acogida de «El silencio de las olas». Detalla que las valoraciones «han sido muy positivas, y eso es un aliciente. Me anima a continuar». Para ella es la primera vez que da a conocer lo que escribe, ya que nunca se presentó a concursos. Ahora, eso sí, está deseando poder viajar a Santiago: «Me muero por ver en las librerías que tantas veces he recorrido mi libro».

.

.

· Link

.

.

.

.